Iniciar sesión

Blog de Viajes

Viajes, Destinos y Noticias de Turismo
¿Qué ver y hacer en Fuerteventura? Lo mejor de Fuerteventura para tus vacaciones.

¿Qué ver y hacer en Fuerteventura? Lo mejor de Fuerteventura para tus vacaciones.

¿Qué ver en Fuerteventura?

El paraíso de las playas, ciento cincuenta kilómetros de arena blanca y aguas color turquesa. La isla, Reserva de la Biosfera y Reserva Starlight, cuenta con infraestructuras turísticas modernas y confortables.

¿Dónde Comer, Dónde Alojarte, Como Moverte en Fuerteventura? y todo lo que puede hacer una familia con niños en la isla en un viaje de sol y playa.

Pero ahora conozcamos un poco más sobre la isla.

Fuerteventura, Islas Canarias (España)

Su paisaje está conformado por pequeñas elevaciones de terreno, casi siempre formaciones volcánicas de erupciones que se pierden en el tiempo. De Corralejo a Jandía, ambos declarados Parque Natural, el paisaje árido nos va sorprendiendo en los numerosos rincones que tiene la isla para perderse, relajarse, disfrutar del mar y de la práctica de deportes como el windsurf. Las playas de Fuerteventura son un lugar ideal para el turista de cualquier edad, para el descanso, para la intimidad y el retiro. Pero también ofrece otros atractivos, como sus pequeños pueblos con interesantes iglesias, o los encantadores núcleos costeros donde disfrutar de productos frescos del mar, además de sus famosos quesos con Denominación de Origen. Irrenunciable es la visita al cercano Islote de Lobos, un lugar paradisíaco deshabitado, o a la Montaña de Tindaya, en el macizo Betancuria, que conserva en su cima grabados podomorfos realizados por los aborígenes. Nos alojamos en el Hotel Melíá Fuerteventura. Descubre aquí nuestra experiencia.
El Cotillo, Fuerteventura, Lagos del Cotillo
El Cotillo, Fuerteventura, Lagos del Cotillo

El Cotillo, las playas de las aguas color turquesa

Al norte y al sur del pintoresco pueblo de El Cotillo, en el municipio de La Oliva al norte de Fuerteventura, encontrarás amplias playas salvajes y poco masificadas, así como idílicas y pequeñas calas de arena blanca. Todas ellas tienen un denominador común: aguas cristalinas color turquesa.

Los Lagos

Situadas en el mismo pueblo de El Cotillo, en dirección al Faro, son una sucesión de calas naturales de arena blanca finísima y aguas muy tranquilas, ideales para ir con niños. Al ser muy ricas en vida marina y poco profundas, es muy aconsejable ir provisto de gafas y aletas de buceo. Como curiosidad para cinéfilos, éste ha sido el escenario elegido por el director Ridley Scott para rodar las escenas que simulan la apertura del Mar Rojo en Exodus.

Caleta del Marrajo

Espectacular cala de arena blanca y aguas cristalinas, tranquilas y muy poco profundas, situada en la zona de Los Lagos. Supone un entorno virgen y paradisíaco muy poco frecuentado.

Playa de La Concha

Al final de Los Lagos se sitúa esta playa de 200 metros de longitud, también de arena blanca y aguas cristalinas. Está muy bien protegida por un arrecife natural, que atenúa la potencia de las olas. La riqueza de los fondos que bordean el arrecife la hace muy interesante para el buceo y la pesca.

Playa del Charcón

Situada al norte de El Cotillo, ocupa un entorno virgen y apartado, de desolada belleza, es una de las playas nudistas autorizadas de Fuerteventura. Sus poco más de 300 metros de longitud mezclan arena dorada y piedras, y buenas condiciones para el baño.

Playa de El Tostón

Al sur del pueblo de El Cotillo, pasado el Castillo de El Tostón, se abre esta larga playa salvaje de fina arena rubia, de más de 1.300 metros de longitud, rodeada de espectaculares acantilados. Debido a sus fuertes vientos y oleaje es muy apreciada por los amantes del surf, el windsurf y el kiteboard. Al atardecer, la puesta de sol es especialmente recomendable.

Piedra Playa

Entre la playa de El Castillo y la Punta de los Mallorquines, aparece esta joya de arena blanca que destaca por sus bloques caídos basálticos, dispersos sobre la arena casi hasta la orilla. Está muy frecuentada por practicantes de surf y kitesurf, ya que acoge competiciones internacionales. Por su tranquilidad también tiene una zona naturista.

Playa del Águila (o de las Escaleras)

Para llegar a ella hay que seguir el camino de tierra que sale del Castillo del Tostón, y que va por la costa hacia el sur. A unos cuatro kilómetros se llega hasta esta playa, fácilmente reconocible por las empinadas escaleras que sirve para su acceso. Muy salvaje, es aconsejable visitarla con la marea baja, ya que es ideal para pasear.

Playa de Esquinzo

Al final de Piedra Playa se encuentra esta playa poco frecuentada, desértica y salvaje. De cantos gruesos y con mucho oleaje, en ella destacan sus tres grandes dunas de arena en forma de pirámide.
Corralejo, Fuerteventura
Corralejo, Fuerteventura

Corralejo, el gran centro turístico del norte

Conexión tradicional con la vecina isla de Lanzarote, el puerto pesquero de Corralejo se desarrolló en las últimas décadas del siglo XX como gran centro turístico del norte de Fuerteventura, con una excelente oferta de alojamiento y restauración, pero sobre todo de playas, naturaleza y turismo activo. Como la mayoría de los grandes núcleos turísticos de las Islas Canarias, Corralejo se desarrolló en las últimas décadas del siglo XX a partir de un antiguo puerto pesquero. Utilizado desde el siglo XV para el intercambio de mercancías entre Fuerteventura y Lanzarote, el muelle fue acogiendo con el paso del tiempo un número creciente de familias lanzaroteñas que se instalaban en la zona a fin de explotar su extraordinaria riqueza pesquera. Situado en una bahía bien protegida de los vientos, Corralejo conserva hoy ese vínculo histórico con Lanzarote, puesto que muchos de sus visitantes provienen de los transbordadores que llegan desde el centro turístico lanzaroteño de Playa Blanca para disfrutar de su enorme oferta playera, no en vano en sus alrededores puedes elegir entre más de veinte calas y playas de arena dorada y aguas cristalinas. Solo en su núcleo urbano tienes a tu disposición tres playas familiares de aguas tranquilas y fina arena dorada ideales para unas vacaciones familiares con niños: Corralejo Viejo (200 metros de longitud), Las Clavellinas (110 m) y La Goleta (150 m). Pero eso es solo el principio. Tanto al norte como al sur de Corralejo encontrarás múltiples opciones de baño que responderán a todas tus exigencias.

Rodeado de una naturaleza espectacular

El núcleo turístico de Corralejo, en efecto, se caracteriza por su situación en un entorno natural privilegiado, tanto en la costa como en el interior. Al este se encuentra la isla de Lobos, un islote deshabitado a solo un cuarto de hora en ferry; al sur se extiende el Parque Natural de las Dunas, la mayor extensión de arena de las Islas Canarias; al oeste, la atractiva zona costera de El Cotillo; y al suroeste, los espacios protegidos del Malpaís de la Arena –formado por los múltiples cráteres del volcán La Arena y el mar de lava que creó a su alrededor–, la
Montaña de Tindaya lugar sagrado de los aborígenes majoreros y de Vallebrón, una zona de relieve en cuchillo, característica de Fuerteventura, y de gran valor paisajístico. El Parque Natural de las Dunas alberga uno de los patrimonios más preciados de Corralejo: su retahíla de más de siete kilómetros de playas vírgenes de fina arena dorada y aguas cristalinas de color turquesa, la mayoría de ellas con un viento y un oleaje moderado ideales para la práctica del surf, el windsurf y el kitesurf. En los alrededores de Corralejo hay varios spots de prestigio mundial, como la playa de Punta Prieta –conocida como Flag Beach en el ambiente surfero y situada al sur de la localidad–, la de Bristol –justo al norte del núcleo urbano–, o la del Burro, conocida como Glass Beach.

Buceo, senderismo y ocio diverso

Corralejo también es un lugar marcado en rojo para los buceadores. El sector marino situado entre la localidad, la isla de Lobos y las dunas alberga varias inmersiones muy interesantes, entre las que destaca El Bajón del Río, una zona integrada por varias formaciones de origen volcánico con forma de seta a 15 metros de profundidad y una visibilidad cristalina. Y si deseas un contacto más tranquilo con la naturaleza, las dunas de Corralejo te ofrecen un paseo inolvidable, desde la misma localidad hasta la Montaña Roja, en el extremo sur del parque natural. Puedes ir por la costa y regresar por el interior, donde podrás apreciar la vegetación que se forma entre las dunas móviles. Otra opción imprescindible para los amantes de la naturaleza es la excursión a la isla de Lobos, donde podrás bañarte en playas vírgenes, practicar el surf o el buceo, o simplemente dar un paseo hasta el faro para admirar la singular geología del islote, así como su flora y fauna. Corralejo también tiene respuestas para aquellos que prefieren un entretenimiento más mundano, puesto que posee una amplia oferta de restauración, comercio y ocio nocturno, entre la que destaca el Waikiki Beach Club, un clásico de la diversión en Fuerteventura que se mantiene al día como disco-pub y bar- restaurante en la céntrica playa de Corralejo, con vistas privilegiadas a la isla de Lobos. Para pequeños y jóvenes, Corralejo alberga el Acua Water Park, un gran parque acuático para un perfecto día en familia.

Diez playas para todos los gustos

Para familias que buscan diversión con seguridad; para surferos a la caza de la ola; para parejas en busca de calas románticas; para nudistas; para los amantes de los grandes paisajes vírgenes… Fuerteventura tiene las mejores playas de Europa para cada exigencia.

Playas de Corralejo

Situada en el extremo norte de la isla, la localidad turística de Corralejo posee diez kilómetros de maravillosas playas de arena blanca, desde las más urbanas y familiares cercanas al puerto, con impresionantes vistas de la isla de Lobos, hasta los arenales vírgenes que limitan con el Parque Natural de las Dunas, al sur de la población, además de paraísos del kitesurf como la playa del Burro.

Caleta de La Guirra, en Caleta de Fuste

Contiguo a la también espectacular playa de El Castillo, este arenal de 700 metros situado en Caleta de Fuste es ideal para una jornada playera con los niños. De arena dorada y aguas tranquilas y transparentes, cuenta con todos los servicios y equipamientos, además de un conjunto de tres hornos de cal, una industria floreciente en Fuerteventura durante siglos.

Playa de La Concha, en la isla de Lobos

La isla de Lobos –hoy deshabitada– es una zona protegida accesible con ferry en apenas 15 minutos desde Corralejo. Cerca del embarcadero se encuentra la preciosa playa de la Concha, también conocida como La Caleta, un enclave virgen de arena dorada y aguas tranquilas en el que se puede tomar un merecido descanso después de explorar la isla.

Playa de Gran Tarajal

Situada en la localidad pesquera del mismo nombre, esta playa de más de medio kilómetro de longitud contrasta con la gran mayoría de zonas de baño de Fuerteventura por el color oscuro de su arena. Habitualmente ventosa, pero de aguas tranquilas, está equipada con parque infantil y zona deportiva, y en el paseo marítimo que la enmarca hay una buena oferta de restaurantes de pescado fresco.

Playa de Costa Calma

Situado al inicio de la península de Jandía, el exclusivo centro turístico de Costa
Calma cuenta con una preciosa playa de arena dorada salpicada de palmeras, de dos kilómetros de longitud y provista de todos los servicios, con un agua cristalina que hace honor al nombre del lugar. Las rocas de su extremo sur presentan fondos muy atractivos para la práctica del buceo.

Playa de Sotavento de Jandía

De cinco kilómetros de longitud y con un anchura de hasta un kilómetro en algunos tramos, esta fotogénica playa de altas dunas situada a levante de la península de Jandía combina grandes paisajes vírgenes y aguas muy tranquilas, efecto de la existencia, a un centenar de metros de la costa, de una barra de arena que crea una laguna natural cristalina. Por esa configuración y por la brisa que suele soplar, es también una playa ideal para el windsurf y el kitesurf, y en ella hay zonas para practicar el nudismo.

Playa de la Solana del Matorral, en Morro Jable

Presidida por la silueta del faro y precedida de un cinturón de vegetación –el saladar de Jandía– de gran interés natural, esta playa de arena rubia de cuatro kilómetros se proyecta hacia las aguas turquesa del Atlántico, en la punta sur de la isla. El pueblo pescador de Morro Jable se arremolina sobre un promontorio, en un extremo de la playa, ofreciendo todos los servicios necesarios.

Playa de Cofete

La madre de todas las playas: 7,5 kilómetros de costa virgen y arena dorada en la orilla norte de la península de Jandía. No importa que el acceso –a través de una larga pista de tierra desde Morro Jable– sea difícil y que el fuerte viento y las corrientes desaconsejen el baño la mayoría de los días. Lo importante aquí es poder contemplar sin prisas un paisaje sobrecogedor, con el telón de fondo de la crestería volcánica de Jandía, y experimentar así el magnetismo de un lugar único.

Playas de La Pared y del Viejo Rey

Separadas por un promontorio rocoso, estas playas situadas en la orilla norte del istmo que une Jandía con el resto de Fuerteventura rompen con los tópicos: son de arena oscura y están delimitadas por altos acantilados que les dan un gran atractivo panorámico. El viento y el oleaje reinantes las convierten, además, en una de las mecas del surf en la isla.

Playa de La Concha, en El Cotillo

El núcleo de pescadores de El Cotillo alberga esta pequeña joya de arena blanca y aguas calmas de color turquesa, protegida por un arrecife que hace las delicias de los aficionados al snorkel por la abundancia de fauna. Además, junto a la cala existe una zona de piscinas naturales ideal para el disfrute de los más pequeños.

Publicaciones relacionadas

Comentario (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up